Calidad de Tiempo

Calidad de Tiempo

Teniendo en cuenta que hoy en día los padres se ven en la necesidad de dejar a sus hijos en casa por el trabajo, comienzan a preguntarse, si les están dedicando el tiempo que se merecen, comienzan a sentirse culpables o desorientados y en el poco tiempo que les queda hacen cosas que en realidad los niños no necesitan, comprarles muchos juguetes, llevarlos a todos los sitios de la ciudad, etc.

Lo importante no es la cantidad de tiempo que les brinden, lo realmente importante es la CALIDAD de tiempo, los padres pueden estar todo el día en casa pero si están frente al televisor o el computador, no están dando calidad de tiempo.
La calidad de tiempo es cuando están con sus hijos, hablando, jugando, compartiendo momentos en familia, preguntando por sus miedos, sus alegrías, sus tristezas, recuerden las personas más importantes para ellos son ustedes los padres, lo que les digan ellos lo creerán, ( Un ejemplo de esto es, si al niño le duele el estomago, mamá o papá lo soban y le canta una canción sanadora e inmediatamente le deja de doler).
El momento apropiado es cuando están en casa, antes de irse o cuando llegan del trabajo y los fines de semana, así los niños entenderán que papá y mamá trabajan pero los siguen amando en todo momento.

A continuación les doy algunos consejos prácticos.

  • Desayunar en familia, los niños aprecian mucho que mamá o papá coman con ellos.
  • Permitirles que les ayuden en el momento que papá y mamá se están arreglando, los hará sentir grandes e importantes.
  • Llamarlo varias veces al día, así sabrá qué piensan en ellos.
  • Si va al jardín, que sean los padres quienes los despierten con ternura.
  • Cuando lleguen del trabajo, sin importar lo cansados que estén, realizar juegos de mesa, esto les permitirá hablar de lo que paso en el día y disfrutar un momento agradable en familia (desconéctense del trabajo).
  • Realizar juntos el momento de la comida es otra oportunidad para hablar.
  • La tarea de arreglarlos para ir a la cama se puede turnar entre papá y mamá.
  • A la hora de dormir léanles un cuento, enséñenles a darle gracias a Dios por el día terminado y a descansar de esta manera los niños irán felices y temprano a la cama y ustedes podrán descansar.
  • En la tarde salgan con ellos al parque o si se quedan en casa que sea jugando con ellos.
  • El domingo es para estar en familia ya sea en paseo, en piscina o visitar a los abuelos.
  • Festejen cada actividad nueva que hayan realizado con aplausos, besos y abrazos sus hijos se lo agradecerán.
  • Cuando tengan que corregirlos háganlo de forma adecuada, el no hacerlo o dejar que el niño haga siempre su voluntad no ayudada para su formación.
  • Recuerden todo se logra con mucho amor y paciencia.

¡QUE DIOS Y LA VIRGEN BENDIGAN SUS HOGARES!